La Policía refuerza el control del transporte escolar en Cedeira

Campaña EdVial

Además de regular el tráfico en las horas de entrada y salida del IES Punta Candieira y del CEIP Nicolás del Río, la Policía Local de Cedeira ha reforzado el control del transporte escolar y también de los vehículos particulares en los que acuden, padres u otras personas, a recoger a los colegiales. En el caso de los autobuses, los agentes realizan pruebas de alcoholemia de manera periódica. «Algún positivo nos hemos encontrado, sobre todo a mediodía», confirma el oficial jefe del cuerpo, Alberto Díaz. También supervisan el estado de los neumáticos y, una vez al año, coincidiendo con la campaña específica promovida por la Dirección General de Tráfico, efectúan revisiones más exhaustivas de documentación (seguros, inspección, autorizaciones, etcétera), estado de cristales, puertas o placas.

Estas labores de prevención, con las que buscan mejorar la seguridad vial, han surtido efecto. «Llevamos dos años y se nota, tanto los conductores de los autocares como los padres», destaca Díaz. Los policías también inspeccionan los vehículos particulares para asegurarse del uso del cinturón de seguridad y de que disponen de sillas infantiles. «Antes podías ver un niño sentado delante, pero ahora ya es muy raro, van en la sillita. Estamos contentos con los resultados y seguiremos trabajando en esta misma línea», abunda el responsable policial cedeirés.

La plantilla de la Policía Local de Cedeira se compone de cuatro agentes, el oficial jefe y dos auxiliares (con contrato hasta el mes de diciembre). Con el personal de apoyo es posible organizar siempre turnos de dos personas, no así el resto del año, cuando suele quedar alguno con un único guardia, lo que impide el desarrollo de estos trabajos complementarios, «que resultan muy necesarios», en opinión de Díaz.

 

A. F. C. / CEDEIRA / LA VOZ DE GALICIA

Anuncios